La Pareja Ideal después de los 40’…un sueño posible!

La Pareja ideal.... un sueño posible!

Una idealización es algo con lo que sueñas, algo que quieres hacer realidad y que además tines muy claro cómo sería, y en última instancia es la materialización progresiva de una realidad… de ese sueño! pero sólo si haces las cosas adecuadas para lograrlo. Pero ¿qué es lo adecuado para hacer realidad La Pareja Ideal? Y en todo caso ¿qué se debe entender por Adecuado?

Con una sencilla y práctica estrategia que he diseñado para ti, de apenas TRES COMPONENTES lograrás no sólo identificar lo que es adecuado para ti, sino que podrás aplicar una especie de “Ecuación Matemática” que he formulado para hacer realidad tu sueño de La Pareja Ideal

Lo primero que se necesta es contar con un Proyecto de Vida, y esto implica planear el futuro juntos, en todos los roles y aspectos de las Relaciones de Pareja. Un proyecto de vida en una pareja no tiene que ser necesariamente algo muy complejo, ni algo rutilantemente grandioso, ni tampoco una de esas cosas geniales o algo único en la vida que nadie más haya hecho jamás. Basta decir que un buen proyecto de vida puede ser la simple misión de acompañarse mutuamente complementándose entre sí, es decir, procurarse entre ambos una mejor calidad de vida, salud, paz mental y espiritual, armonía y tranquilidad, y en general, lograr compartir una vida con la mayor suma de felicidad y alegrías posible.

Un Proyecto de Vida también debe plantear retos, y dar la oportunidad de poderlos alcanzar para celebrar unidos los triunfos y metas alcanzadas, y que sirvan para tomar impulso e inspiración para plantearse nuevas y más exigentes metas, y cuando no se puedan lograr, al menos dejen la certeza de haber aprendido algo valioso, y la convicción que el haberse atrevido, juntos, pudo unirlos aún más en la relación y sirvió al menos para fortalecer el Amor de Pareja. En este sentido la materialización de La Pareja Ideal tienen Tres Componentes esenciales que te permitirán diseñar y desarrollar un Proyecto de Vida, ADECUADAMENTE, es decir, un Ideal de Pareja:

PRIMER COMPONENTE – Compatibilidad:

Aunque este componente existe por el solo hecho de existir la relación, pues se refiere a esa cualidad que les permite “funcionar bien en conjunto”, es decir, se trata de esos factores bioquímicos, emocionales, sociales y hasta racionales que hicieron posible la atracción y luego la consumación de la pareja, como tal. De cierto modo tiene que ver con eso que algunos llaman “la química de la pareja”.

Pero lo que garantiza entonces la Compatibilidad no son aquellas cosas apasionadamente explosivas que les permitían sentir que vibraban como un solo cuerpo, pues aunque esa sensación pueda seguir presente, tabién puede ser un poco menos de intensa con el tiempo, lo que les hará verdaderamente Compatibles es la capacidad de complementarse en sus talentos y cualidades personales, especialmente relacionadas con esas cosas que resulten Afines a ambos, bien sea de trabajo, Hobbies, o cualquier otra actividad que resulte valiosa para ambos. Si quieres una fórmula matemática, esta sería:

Compatibilidad = Comunicación x [Afinidad  + Interdependencia]

Siendo lo esencial en los elementos de esta ecuación, que tengan las siguientes características:

Comunicación: asertiva, eficaz, clara, permanente y planificada.

Afinidad: variada, intensa, real y compartida.

Interdependencia: recíproca, auténtica y consensuada.

SEGUNDO COMPONENTE – Complementariedad:

A diferencia de la Compatibilidad, la Complementariedad no está “garantizada” por la naturaleza, sin embargo, la puedes obtener si puedes identificar cuáles aspectos de tus fortalezas y virtudes complementan los de él, y viceversa. Es decir, mientras la Compatibilidad parte de la premisa de cualidades diferentes que se complementan, como las piezas de un reloj que al unirse producen un resultado (un engranaje perfecto que puede marcar la hora), la Complementariedad es como el reloj de pulsera, y la pulsera. Se necesitan uno al otro para ser lo que son, aunque sin pulsera, el reloj sigue siendo reloj y la pulsera definitivamente seguirá siendo pulsera. Pero qué pasa si uno de los engranajes del reloj no estuviese, simplemente no existiría el reloj. Esa es la diferencia entre Complementariedad y Compatibilidad. Ambos implican un complemento, uno del otro, pero en ambos casos hay resultados diferentes si llegara a faltar uno de los dos.

Ahora bien, esto no quiere decir que una persona sin una pareja no pueda vivir o que su existencia no tenga sentido, NO, esto se refiere a las características de planes y decisiones compartidas que una pareja asume como proyecto de vida, no a su vida. Las Relaciones de Pareja son por definición complementarias, si no… no serían pareja. Eso es precisamente lo que significa esta palabra. La Pareja Ideal es aquella que se complementa, siendo Compatible y a la vez Complementaria. La pregunta clave aquí para saber si hay Complementariedad con tu pareja es: ¿qué le aporta él a tu vida, que tú sola no puedas?, y viceversa. La Complementariedad pues, se refiere a esos aspectos de la vida que complementan con reciprocidad la vida del otro, dicho en forma más poética, sería algo como: “Tú eres la parte de mi que yo no tengo”, o como ya lo han dicho algunas cancones: “Me gustas por lo que soy… cuando estás junto a mi”.

TERCER COMPONENTE – Compromiso:

Aunque este componente es el último, en realidad es el más importante, y el que garantiza que los otros dos se cumplan y permitan diseñar y desarrollar un Proyecto de Vida ¿y por qué?. Ciertamente la vida plantea retos y situaciones imprevisibles que atentan contra la consolidación de La Pareja Ideal, y lo único que puede hacer que se mantengan unidos y avanzando firmes con la energía del verdadero Amor de Pareja, a pesar de la posible disminución o incluso desaparición de la Compatibilidad y/o la Complementariedad, es EL COMPROMISO. En realidad podríamos decir que en las Relaciones de Pareja… y especialmente después de los 40′, el Compromiso constituye el núcleo del Amor. Ahora bien, cómo mantener ese Compromiso cuando hay tantos distractores, tentaciones y cambios que pudieran vulnerar la Compatibilidad y la Complementariedad… con esta simple fórmula:

Compromiso = [Complementariedad x Compatibilidad] + [Afinidad x Interdependencia]

Igual que antes, estos elementos deben cumplir con unas características particulares:

Complementariedad: definida, acordada, consecuente y con un fin específico y concreto.

Compatibilidad: alimentada, actualizada, revisada y fortalecida.

Y al igual que en la fórmula anterior:

Afinidad: variada, intensa, real y compartida.

Interdependencia: recíproca, auténtica y consensuada.

Déjame por favor tus comentarios. o preguntas, para seguir enriqueciendo juntos este fascinante tema.

José Strongone – http://www.josestrongone.com – Twitter: @josestrongone

Acerca de amordepareja40

Hola! Soy José Strongone... y he decidido crear este Blog para compartir contigo mis experiencias personales y profesionales sobre Relaciones de Pareja y sobre el verdadero Amor de Pareja... especialmente después de los 40'. Compartiré fundamentalmente lo que he aprendido hasta ahora en la consolidación de La Pareja Ideal... es decir, compartiré tanto los conocimientos que te permitirán fortalecer el Amor de Pareja, como los errores que he cometido para evitar que los cometas tú también, pero principalmente para que sepas reconocerlos en tu pareja, y contribuyas para lograr la felicidad que ambos se merecen en sus Relaciones de Pareja... pues en definitiva, y como suelo decir en mis intervenciones de Coaching Ontológico y sesiones de PNL, los errores siempre son aprendizajes!!! De modo que con estos aprendizajes que me da la autoridad de hablar sobre lo que pasa a partir de los 40', y saber exactamente qué pasa en la mente y el corazón del hombre, justo cuando ya estoy iniciando mis 50', espero que mis artículos te sean útiles para mejorar tus Relaciones de Pareja, para fortalecer El Amor de Pareja y para hacer realidad tu sueño de La Pareja Ideal!!!
Esta entrada fue publicada en Amor de Pareja, La Pareja Ideal. Guarda el enlace permanente.