Eficacia Comunicacional en 3 Pasos para las Relaciones de Pareja

Creando Espacios para La Comunicación Asertiva

Uno de los temas fundamentales para mejorar la Relaciones de Pareja ha sido siempre la comunicación. Es mucho lo que se ha dicho al respecto y son innumerables las técnicas propuestas para ello. En esta oportunidad planteamos una novedosa estrategia que garantiza la Asertividad y Eficacia en las comunicaciones de parejaen tan sólo 3 Pasos.

Se trata de una metodología inédita, creada con la compilación y adaptación de ciertos principios clave, que ha demostrado ser sumamente efectivos. Lo más valioso de esta metodología es que ha sido diseñada para aplicarse de forma realmente fácil y sencilla, y mejor aún… de forma cotidiana y permanente…

PRIMERA PASO: Escucha Empática

Escuchar Empáticamente implica las siguientes 4 Acciones:

  1. Hacer Silencio y sin Interrumpir: Debes escuchar la conversación del otro y esperar pacientemente que termine su idea completa antes de iniciar la tuya. Parece obvio esto, pero en la práctica no resulta así, pues hay una marcada tendencia a querer “hacerle aportes” a las ideas del otro, agregándole palabras que, creyendo que fortalecen su idea, tal vez pudiesen  estar distorsionándola más bien. El hecho es que las palabras nunca significarán lo mismo para ambos, aunque el diccionario las defina igual, y todo el mundo tenga una concepción general muy clara de su significado. Recuerda que adicional al significado racional y lógico de la palabra (gramatical y semántico), también hay un significado subjetivo (emocional y contextualizado) que cada cual le atribuye. Por eso es importantísimo mantenerse absolutamente en silencio y escuchar atentamente las palabras sin interrumpir, y sin hacer suposiciones de contenido al respecto.
  2. Silenciar la Mente: Tanto o más importante que hacer silencio con la boca, es hacer silencio mentalmente, o sea, con el pensamiento. Estar en silencio no necesariamente implica estar escuchando, lo único que está garantizado cuando una persona habla con otra es que se están oyendo, pero no necesariamente escuchándose. La diferencia entre oír y escuchar es precisamente esa; oír es percibir sonidos, implica más bien una función o facultad biológica, natural e inevitable por cierto. Es imposible no oír (a menos que se sufra de alguna alteración física relacionada con el aparato auditivo), pero oír no garantiza una verdadera Escucha Empática. Escuchar es interpretar lo que se oye, y para ello lo primero que se debe hacer es hacer silencio verbal y silenciar la mente. Sólo así se puede interpretar a cabalidad la emocionalidad y contexto de lo que se oye… más allá de las palabras!
  3. Evitar Los Juicios: Para una interpretación adecuada, y en consecuencia para una Escucha Empática, además del silencio (verbal y mental) es necesario evitar los juicios de valor. Es decir, una vez que se han escuchado atentamente las palabras del interlocutor, debes evitar juzgarlas bajo tus creencias y valores, y eliminar todo Pre-Juicio al respecto. Un juicio es una Declaración de valor que se hace desde la óptica y preferencias personales respecto a un asunto, por ejemplo, si te dicen: “tú eres muy agresiva”, esa definición no constituye una realidad absoluta, excepto para quien la dice, es decir, se trata de un juicio de quien lo dice, y no de una verdad. Porque cabría la pregunta: ¿comparada con quién? Por ejemplo, o tal vez: ¿bajo qué criterios de definición tú juzgas la agresividad? ¿qué evidencias sensoriales lo demuestran? (una evidencia sensorial es algo que se ve, se oye o se siente). El punto clave aquí, es que los juicios sólo tienen valor para quien los acepta, y aceptar un juicio de otro hacia ti, es una decisión personal, y sólo tú puedes evitar que una palabra dicha por alguien, su juicio hacia ti, lo sea también para ti. Evitar los juicios significa entender que las personas inevitablemente hablan desde -y gracias a- los juicios, sus propios juicios. Cuando se entiende esto, y se desarrolla la habilidad de Escuchar evitando que los juicios ajenos, se desarrolla la esencia de la Escucha Empática.
  4. Interpretar Afectivamente: Finalmente, para completar esta fórmula de la Escucha Empática, es necesario una verdadera interpretación desde la afectividad, esto: sintonizando emocionalmente con el otro. Sentir como él, sentir lo que él siente. Y para ello es vital analizar las palabras desde una visión más amplia de lo que escuchamos, tomando en cuenta lo siguiente:
  • El Contexto: una misma cosa puede tener distinto significado en contextos y situaciones diferentes.
  • Las Circunstancias Particulares: Además del Contexto, cada cual vivi realidades particulares muy diferentes en un momento dado, que sólo tienen que ver con lo se siente muy en el interior, y aunque casi siempre esto es producto de lo que viene de afuera, es en realidad el significado y el tratamiento que le demos adentro lo que marca la diferencia.
  • Las Inquietudes: Que se refiere a los temores y a los intereses personales de cada cual respecto a un asunto particular.
  • La Historia Personal: Si existen patrones del pasado que pudieran estar influyendo en los juicios personales, pues es seguro que se interpretarán de forma similar, esto sólo tiene que ver con él… NO ES UN ASUNTO PERSONAL, NO TIENE NADA QUE VER CONTIGO!

SEGUNDO PASO: El Parafraseo

Recuerda que de lo que estamos hablando es de Conversaciones que permitan una Comunicación Asertiva, verdaderamente Eficaz. Por tanto es necesario que ambos hablen, y después de una escucha empática, por muy buena que haya sido, no se lograrán resultados óptimos -ASERTIVOS- si sólo interpretas. Es decir, por muy buena que sea la interpretación con la práctica de la escucha empática, es necesaria una validación de lo que se interpretó, y por supuesto la persona que mejor puede validar lo dicho, es justamente quien lo dijo. En este sentido el parafraseo constituye un seguro y una garantía de asertividad. Para un adecuado y efectivo Parafraseo, es necesario seguir la siguiente técnica:

  1. Validación: Después que él termine de hablar, dile algo como: “Entiendo que lo que me quieres decir es… y termina con una simple pregunta de confirmación, como… es cierto eso? O es eso? Es así?. Esto se conoce como “el arte del parafraseo”.
  2. Repetición: Es usar las mismas palabras en otro orden o en otro tono, o usar palabras similares que signifiquen lo mismo, y repetirlas inmediatamente después de la otra persona (cuando le toque su turno de hablar, es decir, después de dejarlo hablar sin interrupciones y escucharlo empáticamente), preferiblemente en tono de pregunta. Por ejemplo, si le dicen: “Necesitamos resolver este asunto del viaje con seriedad y con rapidez”. Tú puedes parafrasear algo como: “Es con rapidez que necesitamos resolver este asunto”. Esto garantiza haber entendido perfectamente la idea central del mensaje recibido, o lo direcciona hacia el verdadero problema –puede que el problema real sea el viaje en sí, por ejemplo-. Pero no sólo eso, si no que permite conectarse también con la emocionalidad que subyace en esas palabras y en el mensaje que se recibe.
  3. Reforzamiento: En lugar de expresar lo que tú cree -casi siempre juicios de valor personales-, dile algo como: Es cierto lo que dices, y sin embargo también es cierto que… (agrega aquí algo valioso y útil) Esto le hará sentir a él que NO lo estás contradiciendo, que lo que él plantea es válido y es lo correcto, y que además cuenta con una compañera que “sin saberlo” le agrega valor a sus ideas.

TERCERA PASO: Aportes de Valor

Aportar valor es agregar contenido útil y práctico, y es la continuación inmediata del último componente del Parafraseo. En este punto entonces, lo que conviene decir, una vez que se ha escuchado con empatía y se ha manejado adecuadamente el arte del parafraseo, es algo como:

  • Que te parece si… o,
  • Que tal sí… o,
  • Me parece excelente lo que dices, y me pregunto qué pasaría si le agregamos…

Lógicamente, cualquiera de estas expresiones, o similares, deben concluir con palabras que se refieran a nuevos aportes que realmente mejoren la idea original (no digas esto sólo por decirlo, eso sería peor), de tal manera que sólo si hay aportes de valor debes decirlo, de lo contrario, simplemente no digas más. Esto le sonará a él como un apoyo a sus propias ideas y no como una idea nueva, y mejor aún, cómo algo mejor de lo qué él mismo propuso, pero sintiendo que fue él quien originó la solución o la idea.

Pon entonces en práctica estas simples estrategias en toda conversación, en todo momento posible, y con cuanta persona puedas conversar, para que se convierta realmente en un hábito y con el tiempo se desarrolle como una competencia personal autónoma y poderosa, y así verás como tu comunicación no sólo se torna mucho más Asertiva, si no que mejorarán muchísimo las Relaciones de Pareja, abonando así el terreno del verdadero Amor de Pareja… y verás entonces como tendrás un compañero más dedicado y enamorado, y en consecuencia, estarás consolidando el sueño de La Pareja Ideal.. Después de los 40’.

Escoge al menos tres opciones para proponerle a tu pareja, Dónde y Cuándo establecerán ese espacio para llevar adelante estas conversaciones. Plantéalo como algo divertido, o incluso puedes entusiasmarlo diciéndole que “debes practicar unas tareas que te asignaron, como parte de un curso de comunicación que estás estudiando”, y que para dichas prácticas “necesitas a alguien que haga las veces de interlocutor”… pídelo como un favor y manéjalo como un juego, incluso practica el enseñarle a él las técnicas y estrategias, de modo que esto te sirva a la vez de afianzamiento de lo aprendido, al tiempo que él también lo pueda aprender. Esto garantizaría que ambos podrán hablar en los mismos términos y mejorar así tus Relaciones de Pareja

Esta debería ser la estrategia para hacer el compromiso con él, y luego ya se irá convirtiendo en algo propio de la relación, ya que tendrás que incluirle contenidos reales (eso le dirás que te pidieron en el curso), y así aprovechas de tratar cosas auténticas y propias de tu relación. Define YA! mismo esta estrategia.

Déjame por favor tus comentarios. o preguntas, para seguir enriqueciendo juntos este fascinante tema.

José Strongone – http://www.josestrongone.com – Twitter: @josestrongone

Acerca de amordepareja40

Hola! Soy José Strongone... y he decidido crear este Blog para compartir contigo mis experiencias personales y profesionales sobre Relaciones de Pareja y sobre el verdadero Amor de Pareja... especialmente después de los 40'. Compartiré fundamentalmente lo que he aprendido hasta ahora en la consolidación de La Pareja Ideal... es decir, compartiré tanto los conocimientos que te permitirán fortalecer el Amor de Pareja, como los errores que he cometido para evitar que los cometas tú también, pero principalmente para que sepas reconocerlos en tu pareja, y contribuyas para lograr la felicidad que ambos se merecen en sus Relaciones de Pareja... pues en definitiva, y como suelo decir en mis intervenciones de Coaching Ontológico y sesiones de PNL, los errores siempre son aprendizajes!!! De modo que con estos aprendizajes que me da la autoridad de hablar sobre lo que pasa a partir de los 40', y saber exactamente qué pasa en la mente y el corazón del hombre, justo cuando ya estoy iniciando mis 50', espero que mis artículos te sean útiles para mejorar tus Relaciones de Pareja, para fortalecer El Amor de Pareja y para hacer realidad tu sueño de La Pareja Ideal!!!
Esta entrada fue publicada en Relaciones de Pareja. Guarda el enlace permanente.