Reciprocidad Asertiva en las Relaciones De Pareja, en 3 Pasos

Reciprocidad de Pareja en 3 Pasos

Sabía Usted que una de las cosas más importantes en las Relaciones de Pareja es la Reciprocidad.. ¿Qué tan Recíprocas son en este momento sus Relaciones de Pareja? Aunque esto pareciera algo obvio por la naturaleza misma de la pareja, no siempre resulta así, pues como todo aquello que forma parte de nuestra cotidianidad, la Reciprocidad se deja como algo obvio y sobrentendido en el Amor de Pareja, dejando entonces de atenderla de modo eficaz y consciente… he allí el primer gran error!

Como otros muchos aspectos clave que determinan la calida del Amor de Pareja, la Reciprocidad debe ser entendida en sus justa dimensión, y amerita ocuparse de ella consciente y diligentemente, y finalmente es indispensable hacerlo con una metodología o estrategia potente que permita los mejores resultados, he aquí una posibilidad de lograrlo en sólo 3 Pasos…

PRIMERO PASO: Compartir el Crecimiento Diario

Esto de vital en importancia en el Amor de Pareja, pues éste es un proceso natural de crecimiento y evolución compartido, y requiere pues de un espacio, un acuerdo y una estrategia para construir día a día la relación, dentro de un marco de respeto madurez y evolución constante.

Una fórmula simple es establecer una acuerdo para garantizar un espacio (tiempo – lugar) completamente privado y sin interrupciones, para que la pareja se cuente mutuamente lo más resaltante de su día. Las parejas que ya comparten una vida juntos a diario, deben hacerlo personalmente, las que por alguna razón no se vean a diario pueden hacerlo por teléfono, o algún otro medio de comunicación a distancia. ATENCIÓN No se trata este espacio de INFORMAR sobre los acontecimientos del día, generalmente cargada esta información de los problemas, o a veces de las trivialidades del día, se trata de Compartir aquellos aprendizajes que surgen de las reflexiones profundas de las experiencias que se viven el diario vivir. Puede ser útil comenzar este diálogo con una pregunta mutua que se hagan ambos ¿qué aprendiste hoy? O si prefieren hacerlo como una conversación más grata y espontánea, cada uno puede iniciar diciéndole al otro “Hoy te traje un regalo especial, algo que me hace mejor para ti…” (inmediatamente cuente la experiencia personal de aprendizaje con lo vivido en el su día)

SEGUNDO PASO: Conciliación Afectiva

Esto se logra diciéndose mutuamente las cosas que están generando ciertos “ruidos” en la comunicación, pero no desde la crítica, si no desde la Asertividad. La comunicación cargada de críticas tiende a aparecer más fácilmente, pues las Relaciones de Pareja buscan su mejor continua y esperan aportar soluciones a los defectos, y de cierto modo arrastramos la falsa creencia que con el “regaño” o cuestionamiento severo lograremos que el otro “aprenda”. FALSO, pues sólo se logra resistencia y conflicto.

De modo que la clave aquí es sustituir la Crítica por la Asertividad. Un ejemplo: “Me molesta cuando llegas tarde para…. X”. Esta es una Crítica abierta, que generalmente viene cargada de cierto emocionalidad negativa que genera en el otro Reacción Defensiva. Si por el contrario se habla desde la Asertividad, se podría decir algo como “Me encanta cuando compartes conmigo X. Sería perfecto que tuviésemos más tiempo para ello, que tal si llegaras un poco antes”. ¿Nota Usted la diferencia? La clave es enfocarse siempre el aspecto positivo que usted espera y sugerir (discreta y sutilmente) alternativas que permitan lograrlo.

TERCER PASO: Perdón y Reconciliación

Es indudable que pese a todo el esfuerzo y al manejo perfecto que se pudiera lograr con cualquier técnica o estrategia, incluida esta que sugiero, de algún modo aparecerán problemas muy serios y grandes disgustos asociados a ellos (esto también define el Amor de Pareja). De modo que es indispensable contar con un procedimiento y un acuerdo para ventilar los problemas y buscar soluciones.

Recuerde que NUNCA debe utilizar el espacio del Primer Paso (Compartir el Crecimiento Diario) para ventilar problemas. Aquel es sólo para nutrir el Amor de Pareja, y si existen problemas entonces deben suspenderse aquellas conversaciones hasta que se resuelvan los conflictos y comience la Reconciliación. Finalmente, y siguiendo el consejo del Segundo Paso, deben verse los problemas con asertividad, es decir, enfocándose en la parte buena que dejan, como la Reconciliación, pues esta viene a constituir uno de los ingredientes más revitalizadores de las Relaciones de Pareja, toda vez que son una oportunidad para validar y fortalecer el Amor de Pareja, para renovar el compromiso, y además para valorar la importancia de esa decisión tan importante, como lo es compartir una vida juntos…

Déjame por favor tus comentario, o preguntas, para seguir enriquciendo juntos este fascinante tema.

José Strongone – http://www.josestrongone.com – Twitter: @jostrongone

Acerca de amordepareja40

Hola! Soy José Strongone... y he decidido crear este Blog para compartir contigo mis experiencias personales y profesionales sobre Relaciones de Pareja y sobre el verdadero Amor de Pareja... especialmente después de los 40'. Compartiré fundamentalmente lo que he aprendido hasta ahora en la consolidación de La Pareja Ideal... es decir, compartiré tanto los conocimientos que te permitirán fortalecer el Amor de Pareja, como los errores que he cometido para evitar que los cometas tú también, pero principalmente para que sepas reconocerlos en tu pareja, y contribuyas para lograr la felicidad que ambos se merecen en sus Relaciones de Pareja... pues en definitiva, y como suelo decir en mis intervenciones de Coaching Ontológico y sesiones de PNL, los errores siempre son aprendizajes!!! De modo que con estos aprendizajes que me da la autoridad de hablar sobre lo que pasa a partir de los 40', y saber exactamente qué pasa en la mente y el corazón del hombre, justo cuando ya estoy iniciando mis 50', espero que mis artículos te sean útiles para mejorar tus Relaciones de Pareja, para fortalecer El Amor de Pareja y para hacer realidad tu sueño de La Pareja Ideal!!!
Esta entrada fue publicada en Amor de Pareja, Relaciones de Pareja. Guarda el enlace permanente.